The voice of the planet

Monografico avances control vectorial cabecera

Avances en el Control Vectorial del Dengue

Estrategias Innovadoras para Combatir la Enfermedad

Autora:

Dra. Rosario Melero-Alcíbar

El Dengue se ha convertido en una de las zoonosis con mayor impacto en Salud Pública a lo largo del mundo. La OMS estima que cada año entre 100 y 400 millones de personas podrían estar en contacto con el virus1. Su transmisión depende de los hábitos hematofágicos de las hembras de los mosquitos del género Aedes (Aedes aegypti o Aedes albopictus, mayoritariamente) , y aunque el desarrollo de vacunas contra esta virosis es prometedora2, en la actualidad, es el control vectorial, la herramienta más eficaz para reducir a niveles de seguridad la transmisión3.

Para que la transmisión del agente patógeno sea eficaz mediante el vector, es necesario un proceso de interrelación mutua y específica entre ambos, que se basa fundamentalmente en dos aspectos biológicos:

  1. La capacidad de replicación del virus dentro del cuerpo del mosquito, y de invadir al menos, las glándulas salivares de la hembra, para que, al realizar la siguiente hemosucción, las partículas virales sean introducidas, junto con la saliva, en el capilar sanguíneo del nuevo hospedador. Es necesario, por lo tanto, que se produzca un acoplamiento entre los tiempos de replicación viral (TIE) y los de la conducta hematófaga del vector.

    Es importante considerar, que las partículas virales “no viajan” hacia las glándulas salivares, su éxito evolutivo, se basa en la capacidad de invadir todas las estructura corporales del insecto; de hecho, es posible la transmisión vertical a las nuevas generaciones de mosquitos mediante la infección del sistema reproductor4,5.

  2. Las características biológicas de las especies vectoras, en cuanto a sus hábitos de desarrollo vital (ciclo de vida) y tróficos (hematofagia y selección de hospedador). Los Aedinos, de forma general, realizan la puesta de huevos después de metabolizar la sangre del hospedador, en pequeñas manchas de agua, protegidas de la irradiación solar directa, pero no directamente sobre el agua, como otros mosquitos. La ovoposición se realiza huevo a huevo y en superficie húmeda y rugosa, ya que es necesario un proceso de deshidratación-rehidratación para completar el embrionamiento de los huevos. El periodo de desecación puede durar hasta 1 año6, lo que implica una gran potencialidad de mantenimiento de poblaciones locales, aún con periodos de sequía, y de dispersión mediada por los hábitos humanos y la globalización comercial.

Otro factor a tener en cuenta son los hábitos tróficos y la selección de hospedador. Ae. aegypti y Ae. albopictus, son dos especies con marcada preferencia antropofílica. 

Estas características biológicas han sido las claves para que evolutivamente se produjera la interrelación entre el virus del dengue y estas especies de Aedinos, que permiten la circulación de esta arbovirosis y por lo tanto el alto impacto en cuanto a la salud de este evento de enfermedad, no solo en las áreas tropicales o subtropicales, tradicionalmente endémicas, sino además, en otras regiones templadas7.

Monografico avances control vectorial fotos 1

Las estrategia de control vectorial tienen como objetivo romper el triángulo epidemiológico de la transmisión del virus del dengue desde tres perspectivas diferentes y complementarias:

  1. Disminuir las poblaciones de vectores para reducir el riesgo de transmisión, tanto desde el punto de vista de la abundancia de hembras potencialmente transmisoras, como de los estadios inmaduros (larvas y huevos). El uso de insecticidas específicos ha sido, y es, la estrategia de control vectorial para mantener en niveles de seguridad a las poblaciones de insectos transmisores de enfermedades, tanto para adultos, como para las larvas. Pero son actuaciones limitadas en el tiempo. Los adulticidas pulverizados, acaban depositados en el suelo y pierden su eficacia. Los larvicidas, tienen un efecto específico y mas duradero, porque se mantienen en la mancha de agua de forma estable, pero los hábitos de cría de los Aedinos, que prefieren criaderos larvarios pequeños y protegidos, implican un factor de dificultad para llegar a un porcentaje de tratamiento satisfactorio.

    Otro elemento que ayudaría a la disminución de las poblaciones sería lo que se ha denominado “Control Biológico”, es decir, potencia el mantenimiento o la densidad de poblaciones de especies animales que se consideran enemigos naturales de los mosquitos (copépodos, peces, …) y que, al estar incluidas en las redes ecológicas, ayudarían a mantener un equilibrio biológico en las poblaciones vectoras.  De la misma manera que en la estrategia anterior, estas especies de enemigos deben ser introducidos en un porcentaje satisfactorio de criaderos para que la disminución de la población vectora sea eficaz, y además debería repetirse el proceso en diferentes momentos porque ninguna de las especies depredadoras de Aedinos son resistentes a la deshidratación.

    Otras actividades que han demostrado su eficiencia en la disminución de población vectora, han sido el uso de ovitrampas impregnadas en insecticida, que permiten que la hembra ponga los huevos, pero no llegarán a completar el ciclo8.

    En el caso de los criaderos larvarios, ha mostrado mayor eficacia para el control de las poblaciones, la gestión ambiental3, es decir, el ordenamiento del entorno natural, para reducir al máximo las posibilidades de cría de estos insectos. El control de recipientes expuestos a las lluvias, tanto de uso humano, como aquellos residuos no controlados, o el buen mantenimiento de instalaciones de riego, serían dos ejemplos claros de esta gestión ambiental.

  2. Disminuir la longevidad de las hembras para evitar que pueden completar varios ciclos gonotróficos, asociados a hematofagia. Al reducir el número de veces que la hembra realiza una toma de sangre, se reduce el riesgo de transmisión. En este caso se realiza gestión química sobre los adultos, con las mismas consideraciones que hemos comentado en el apartado anterior.
  3. Disminuir el contacto entre el vector y los hospedadores potenciales, en este caso la población humana. El uso de repelentes (barreras químicas) como el IR3535 o la Icaridina, se muestran como una estrategia de protección individual muy efectiva.
Monografico avances control vectorial fotos 3

En los últimos años se han incorporado a estas estrategias de control vectorial, lo que podríamos llamar “Control Genético” basadas en la ingeniería genómica. Son tecnologías que modifican genéticamente a los mosquitos para reducir tanto las poblaciones, o  la capacidad de transmisión de enfermedades9

Dentro de estas estrategias genéticas podemos destacar la irradiación de machos, que son liberados entre las poblaciones silvestres y al reproducirse, producen una descendencia que expresa mutaciones letales tanto en los estadios juveniles como en los adultos, reduciendo así la densidad de población y por lo tanto la capacidad de transmisión de la especie.

Bajo esta misma perspectiva, la utilización de “enemigos naturales no propios” ha demostrado la eficacia para el control de poblaciones de Aedinos. Wolbachia es una bacteria parásita, intracelular de muchas especies de artrópodos, pero no específicamente de Aedes. La inoculación artificial de esta bacteria en las poblaciones de Aedinos, se ha mostrado como una estrategia eficaz de control vectorial, tanto por la disminución de las poblaciones, ya que la reproducción de machos positivos de Wolbachia al cruzarse con hembras silvestres negativas, producen descendencia no viable, como para modificar la competencia vectorial del mosquito hembra, porque induce un bloqueo en el desarrollo del virus dentro del cuerpo del mosquito. Este bloqueo podría explicarse biológicamente como una competencia interparasitaria, de tal manera que la presencia de un parásito (en este caso Wolbachia) impide que cualquier otro parásito se desarrolle dentro del mosquito10,11.

El proceso de inoculación se realiza sobre los huevos, que son criados en el laboratorio hasta que alcanzan el estadio de adulto. Los machos son soltados en la naturaleza y las hembras se pueden formar parte de los sistemas de cría en el laboratorio.

Monografico avances control vectorial fotos 4

Wolbachia además se transmite verticalmente a la descendencia de los mosquitos, por lo que, a largo plazo, las poblaciones de mosquitos refractarias a arbovirosis aumentarían respecto a las silvestres, por lo que disminuiría el riesgo de transmisión.

En cualquier caso, las estrategias de control vectorial deben ser realizadas de forma integral, combinando actividades que en conjunto ayuden a romper el triángulo epidemiológico de transmisión, y sobre todo adaptadas a las diferentes características locales de cada área, teniendo en cuenta los diferentes hábitos y formas de vida de la comunidad como las de la población de vectores en cuanto a sus preferencias tróficas y de cría.

foto rosario e1672480926214

Autora

Dra. Rosario Melero-Alcíbar
Enfermera, doctora en biología, experta en entomología sanitaria. Centro Universitario SAIUS

rma@saius.es

Referencias:

  1. World Health Organization. Dengue and severe dengue [Internet]. [citado 26 de noviembre de 2023]. Disponible en: https://www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/dengue-and-severe-dengue
  2. Thomas SJ. Is new dengue vaccine efficacy data a relief or cause for concern? npj Vaccines [Internet]. 15 de abril de 2023;8(1):55. Disponible en: https://doi.org/10.1038/s41541-023-00658-2
  3. Buhler C, Winkler V, Runge-Ranzinger S, Boyce R, Horstick O. Environmental methods for dengue vector control – A systematic review and meta-analysis. PLOS Neglected Tropical Diseases [Internet]. 11 de julio de 2019;13(7):e0007420. Disponible en: https://doi.org/10.1371/journal.pntd.0007420
  4. Thenmozhi V, Tewari SC, Manavalan R, Balasubramanian A, Gajanana A. Natural vertical transmission of dengue viruses in Aedes aegypt in southern India. Transactions of The Royal Society of Tropical Medicine and Hygiene [Internet]. 1 de septiembre de 2000 [citado 26 de noviembre de 2023];94(5):507-507. Disponible en: https://doi.org/10.1016/S0035-9203(00)90067-1
  5. Thenmozhi V, Hiriyan JG, Tewari SC, Philip Samuel P, Paramasivan R, Rajendran R, et al. Natural vertical transmission of dengue virus in Aedes albopictus (Diptera: Culicidae) in Kerala, a southern Indian state. Jpn J Infect Dis [Internet]. septiembre de 2007;60(5):245-9. Disponible en: http://europepmc.org/abstract/MED/17881861
  6. Rezende GL, Martins AJ, Gentile C, Farnesi LC, Pelajo-Machado M, Peixoto AA, et al. Embryonic desiccation resistance in Aedes aegypti: presumptive role of the chitinized Serosal Cuticle. BMC Developmental Biology [Internet]. 13 de septiembre de 2008;8(1):82. Disponible en: https://doi.org/10.1186/1471-213X-8-82
  7. European Centre for Disease Prevention and Control. Dengue worldwide overview [Internet]. 2023 [citado 26 de noviembre de 2023]. Disponible en: https://www.ecdc.europa.eu/en/dengue-monthly
  8. Perich MJ, Kardec A, Braga IA, Portal IF, Burge R, Zeichner BC, et al. Field evaluation of a lethal ovitrap against dengue vectors in Brazil. Medical and Veterinary Entomology [Internet]. 1 de junio de 2003 [citado 26 de noviembre de 2023];17(2):205-10. Disponible en: https://doi.org/10.1046/j.1365-2915.2003.00427.x
  9. Wang GH, Gamez S, Raban RR, Marshall JM, Alphey L, Li M, et al. Combating mosquito-borne diseases using genetic control technologies. Nature Communications [Internet]. 19 de julio de 2021;12(1):4388. Disponible en: https://doi.org/10.1038/s41467-021-24654-z
  10. Wang Y, Wei Y, Li K, Jiang X, Li C, Yue Q, et al. Impact of extreme weather on dengue fever infection in four Asian countries: A modelling analysis. Environment International [Internet]. 1 de noviembre de 2022;169:107518. Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0160412022004457
  11. Utarini A, Indriani C, Ahmad RA, Tantowijoyo W, Arguni E, Ansari MR, et al. Efficacy of Wolbachia-Infected Mosquito Deployments for the Control of Dengue. N Engl J Med [Internet]. 10 de junio de 2021 [citado 26 de noviembre de 2023];384(23):2177-86. Disponible en: https://doi.org/10.1056/NEJMoa2030243

MÁS ARTICULOS

Share This